La vivienda unifamiliar, la favorita en época de pandemia

 La vivienda unifamiliar, la favorita en época de pandemia

Los medios y los estudios lo han dicho hasta la saciedad: la vivienda unifamiliar se ha convertido en la auténtica protagonista del mercado inmobiliario durante la era impuesta por el Coronavirus. Durante la primera ola, con su correspondiente confinamiento en casa, muchas familias comenzaron a tener en cuenta que quizás vivir en una gran metrópolis no era una máxima tan ideal. Así, estamos viendo a muchas familias, o incluso individuos, desplazarse hacia ciudades dormitorios, zonas más rurales o poblaciones pequeñas. Esta tendencia ha mostrado otro punto importante: las personas buscan viviendas unifamiliares, buscan la tranquilidad y espacios más amplios en poblaciones con menos habitantes.

El éxodo que veíamos desde hacía muchos años ha recibido un giro de 180 grados. Ahora pesa más el espacio que vivir en el centro de una ciudad. Se cambian los pisos en repletas avenidas por chalets en calles residenciales. Una costumbre antes reducida a la familia que quiere criar a sus hijos tranquila, se ha extendido hacia otros estratos sociales y perfiles. Vemos también que cada vez más gente ha convertido la que era su segunda residencia en la primera. La gente vuelve al pueblo, la España vaciada parece que puede llenarse de nuevo. ¿Qué explica este fenómeno? Asimilar que vivimos un tiempo en que la calidad de vida ahora debemos encontrarla en el espacio que habitamos y con círculos reducidos.

Sin embargo, tampoco supone una ruptura completa, un riesgo o un cambio severo, muchas familias deciden abandonar su piso en las ciudades abarrotadas y mudarse a zonas más tranquilas. Pero si bien es cierto que buscan las ventajas del pueblo, tampoco quieren perder comunicación estrecha con las localidades que dejan, muchas veces por razones laborales. ¿Cuál es la solución? Poblaciones bien comunicadas, que estén conectadas a las grandes ciudades. Bargas, Illescas u Olías del Rey se convierten en buenas opciones por su cercanía a Toledo y Madrid, y su acceso mediante a autovía a las urbes en poco tiempo. Las familias que buscan un nuevo hogar, buscan poblaciones colindantes a los centros neurálgicos, son el caso de pueblos como Argés o Cobisa, situados a escasos minutos de Toledo.

Además, se buscan también que el nuevo hogar disponga de diferentes estancias: ahora la práctica común es el teletrabajo, y muchos desean poder vivir en una vivienda que les permita separar trabajo de ocio, ahora también en el mismo inmueble. Además, sigue la máxima de buscar zonas ajardinadas, parcelas espaciosas y viviendas en zonas verdes para que los más pequeños tengan espacios seguros y puedan seguir disfrutando.

Para muchos es ahora el mejor momento para cambiar de aires y de vivienda, los nuevos tiempos han creado o nos han recordado, necesidades que no teníamos en cuenta a la hora de tener calidad de vida y es posible que sea ahora el momento de dar el paso.

logo Tu Casa Toledo
Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. No hemos cambiado nada, solo queremos ser transparentes y responsables contigo.

Ver Política de cookies