La pandemia y las medidas contra los desahucios en la vivienda durante el Estado de Alarma

La pandemia y las medidas contra los desahucios en la vivienda durante el Estado de Alarma

El Covid-19 ha supuesto para muchos la congelación total o parcial de sus salarios, limitando así los ingresos en los hogares y llevando a muchas familias al incumplimiento de pagos. Esto ha significado para muchas familias, un elevado riesgo a perder su vivienda y en casos extremos, el desahucio. Desde noviembre, con motivo de una situación de desahucios ya extendida debido a la precaria situación de muchos hogares debido a la pandemia, se publicaron en el BOE y se llevan a cabo, una serie de medidas de carácter urgente para hacer a una situación de vulnerabilidad social y económica que se está dando en el ámbito de la vivienda.

Hasta el fin del Estado de Alarma el próximo 9 de mayo, se han suspendido los desahucios a personas en situación de vulnerabilidad económica que no tengan acceso a una alternativa habitacional cuya situación se haya visto gravemente afectada por los efectos de la pandemia. De esta manera, el arrendatario o alquilado, puede tener garantías y seguridades para solicitar una suspensión extraordinaria del desahucio si el inquilino o las personas a su cargo se encuentran en una situación de vulnerabilidad de económica debido a efectos provocados por el Covid – 19.

Serán los servicios sociales, los encargados de valorar la potencial situación de vulnerabilidad en la que se encuentre el inquilino o los inquilinos, con lo se pretende agilizar las acciones a tomar, en caso de que una familia tenga que enfrentarse a una situación así. Por ejemplo, asegurar una solución temporal a aquellos que carezcan de una alternativa de vivienda digna. También se prorroga la suspensión de desahucios de personas vulnerables que no tengan otro lugar para vivir, ya sea por imposibilidad de pagar su alquiler, o por finalización de contrato.

Otro ámbito afectado por estas medidas urgentes son también los suministros de agua, electricidad y gas. Se pretende con estas medidas también garantizar el suministro a los consumidores vulnerables, y reducir así el fenómeno de la pobreza energética.

No se especifican, sin embargo, si existen medidas compensatorias para los arrendadores, que podrían verse en una situación complicada en cuanto a pagos o a hacer frente a sus propias hipotecas. Por lo pronto, solo se especifican estas medidas circunstanciales y temporales para los alquilados, que se convierten en la parte que más perjudicada verse a corto plazo.

logo Tu Casa Toledo
Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. No hemos cambiado nada, solo queremos ser transparentes y responsables contigo.

Ver Política de cookies